La primera en la frente

No nos engañemos. Que nos espera un añito de Padre y Muy Señor mío lo sabíamos todos. Nadie ignora que la situación es muy mala, incluso crítica.

Era por ello, y por el pésimo bagaje que el anterior ¿Gobierno? lucía, que las elecciones del pasado 20 de noviembre se habían convertido en poco menos que un mero trámite. Sabíamos el ganador. Pocas dudas ofrecía su mayoría absoluta. Tan clara era la situación que, ahora, a toro pasado, sorprende la defensa a capa y espada que Mariano Rajoy hizo de su postura contraria a la subida de impuestos.

Los españoles sabíamos que vendrían muy mal dadas. No creo que un PP advirtiendo de una posible necesidad de incrementar la carga impositiva sobre los ciudadanos hubiera obtenido un resultado mucho peor en los comicios. Máxime, cuando su principal rival, el PSOE, e incluso el tercero en discordia, IU, también defendían esa necesidad.

Pero Mariano negó la mayor. Ha tardado muy pocos días, demasiado pocos, en desdecirse e incumplir tan importante promesa electoral. La excusa ya la tenemos más que oída. El déficit no es del 6 por ciento. Aparentemente, supera el 8.

¡Sorpresón! ¿Alguien dudaba de ésto antes del 20N? ¿Realmente creía el PP que se iba a encontrar con ese 6 por ciento mencionado? ¿Nos quieren hacer creer que se han topado, de sopetón, con él, y, de la misma, haciendo gala de una cintura fantástica, han tenido que modificar las medidas económicas que, por necesidad, ya ha tiempo tenían que tener meditadas? Porque, que iban a ganar lo sabían hace mucho.

No me lo creo.

Ha sido un error de Rajoy el enrocarse en una postura que, sabía, no tenía futuro. Y lo ha hecho consciente de que los españoles estamos tan bajos y desmoralizados por esta situación que, con tal de tener un ápice de esperanza, vamos a aceptar todo aquello que SE nos venga encima.

Pero, en mi opinión, también es un error desde el punto de vista económico. La recuperación tiene que llegar por vía de la demanda. Es imprescindible incentivar el consumo, dejar de sangrar el bolsillo del contribuyente y trabajar con los bancos para lograr que abran el grifo crediticio.

En mi caso, tengo claro que este año tendré que gastar menos. Sospecho que no voy a ser el único. ¿De qué nos sirve una reestructuración del mercado laboral que incentive el empleo si esa mano de obra no es necesaria? ¿Para qué vamos a contratar si, después, nuestra producción no va a ser comprada?

Me temo que hemos comenzado por el mal camino. Justo el contrario que deberíamos seguir. Y lo que mal empieza…

Anuncios

Publicado el 03/01/2012 en Política Nacional y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. mmmm… Rajoy ha hecho lo que hizo Papandreu nada más entrar en el gobierno, decir que el anterior falseó los datos y que estamos peor de lo que parecía, eso justifica que cambie de postura sobre la marcha, si que es creible, sea o no cierto.

    Y lamento decir que ha hecho lo ineludible, sin más ingresos, no se cumplen los prioritarios objetivos de déficit.

    El consumo inmediato no es la salvación, máxime cuando queda poco que gastar. Hoy la solucion pasa por tener un mercado laboral competitivo que produzca exportaciones baratas y, cuando se pueda, aplicar una fuerte bajada de impuestos que de el último estoque a al crisis.

    Me atrevo a predecir una política económica cambiante por parte del gobierno, combinada con una legislación estable, creada al principio de la legislatura.

    Con respecto a la necesidad de Rajoy de calmar a los más liberales… la abstencion perfectamente podría haber hecho mella en el resultado del PP, dejandolo a las puertas de la mayoría absoluta e impidiendole gobernar con comodidad.

  2. Xabio, de acuerdo con la necesidad de unas exportaciones competitivas. Sin embargo éso no impide criticar la, por llamarlo de una manera, falsedad con la que da la sensación que han actuado.

    Es la mentira, mi principal crítica. En cuanto a los argumentos que empleo, simplemente me remito a los que aportó el propio PP.

  3. Totalmente de acuerdo. En mi opinión habría que centrarse en crear empleo y en que haya movimiento económico en las familias, que son las que de verdad mueven el mundo, ni microsoft, ni apple, ni los grandes jeques del petróleo estarían forrados de no ser por las familias, últimas consumidoras de todo.

    Incluso aunque el petróleo o los ordenadores lo usen empresas, lo usan para llevar un producto o un servicio a las familias. No podemos permitirnos el nivel de paro que hay ni tampoco el meterle una estocada de muerte a la economía del conjunto de las familias.

  4. Sí que es cierto que decir que se han asombrado por recibir unas cifras superiores de déficit es poco creíble, no sólo porque ya controlaban parte de los datos, sino porque ya deberían saber cómo ha venido operando la cúpula actual del PSOE. Sólo tenemos que remitirnos a Barreda, que sentó el feo precedente de que el PSOE es capaz de mantener entre sus más queridos dirigentes a un tipo que ha tenido la desfachatez de ocultar la cantidad de deuda que se acumulaba (es sangrante ver a este hombre aún en la tele hablando como miembro del PSOE sin que su actitud haya tenido ninguna repercusión).

    Que el PP diga a estas alturas que esperaba que el PSOE cumpliese, cuando ha quedado más que comprobada la falta de solvencia de la gestión de éste último, es o bien confesar que son unos ingenuos e incompetentes, o bien tratarnos por tontos.

    Pero respecto a que se le esté dando “una estocada de muerte” a las familias, pues tengo que disentir. De lo poco que ha hecho bien este ejecutivo es meter en la subida de impuestos una cierta progresividad. Al menos no han subido el IVA, que repercute igualmente en quien compra una barra de pan que en quien compra un coche de lujo, ni han subido un % en alzado a todo el mundo. Curiosamente, esta subida de impuestos es más “de izquierdas” que la que hizo el PSOE.

    Sin embargo, hay una cosa en la que sí se parecen: Ambos parecen enrocados en no perseguir la fraudulenta costumbre de las personas con mucho capital de evadir impuestos metiéndolos en una sociedad, desde la que pagan menos impuestos. Aunque no me extraña, por otra parte, porque si uno ve los patrimonios publicados de muchos diputados, queda más que claro que o bien son cigarras, y no ahorran nada de su generoso salario, o bien lo evaden metiéndolo en sociedades. Y si hay algo del PPSOE que no puede uno esperar (salvo que sea muy ingenuo, por no decir tonto) es que se perjudiquen, ya sea introduciendo un cambio en la Ley electoral, ya sea tocando sus bolsillos; por más necesario que pueda ser para España.

    • Lo gracioso es que sea Rubalcaba quien acuse a Rajoy de fingir que se ha creído las mentiras de los socialistas sobre el déficit. A que nivel hemos llegado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: