Resultados de las elecciones catalanas del 25-n

RESULTADOS

Los resultados de las elecciones catalanas del pasado domingo 25 de noviembre (consulta aquí una guía de estas elecciones) fueron los siguientes:

En el total de Cataluña

Partido               Diputados                 Número de votos                          Porcentaje de votos

CiU                           50 (-12)                       1.112.341                                         30´68%

PSC                           20 (-8)                         523.333                                              14´43%

ERC                         21 (+11)                          496.292                                            13´68%

PP                             19 (+1)                             471.197                                             12´99%

ICV                            13 (+3)                            358.857                                              9´89%

C´s                             9 (+6)                              274.925                                              7´58%

CUP                            3 (+3)                              126.219                                               3´48%

SI                                0 (-4)

Por provincias

Barcelona:

CiU                             26 (-9)                            762.628                                           28´05%

PSC                             14 (-4)                            418.847                                             15´40%

PP                                12 (=)                             361.581                                            13´30%

ERC                             12 (+6)                         345.586                                           12´71%

ICV                               10 (+2)                         303.013                                            11´14%

C´s                                8 (+5)                            229.725                                             8´45%

CUP                               3 (+3)                           92.621                                                 3´40%

Tarragona:

CiU                               7 (-2)                            113.250                                               31´73%

ERC                              3 (+2)                           53.853                                                  15´09%

PP                                 3 (=)                              53.435                                                  14´97%

PSC                               3 (-1)                             48.453                                                  13´57%

C´s                                1 (+1)                             25.998                                                 7´28%

ICV                                1 (=)                              24.448                                                  6´85%

Lérida:

CiU                               8 (-1)                               88.636                                                  43´05%

ERC                              3 (+2)                             35.833                                                   17´40%

PP                                 2 (=)                               23.269                                                    11´30%

PSC                               1 (-2)                               21.466                                                   10´42%

ICV                                1 (+1)                              11.079                                                    5´38%

Gerona:

CiU                                 9 (=)                               147.827                                                  42´98%

ERC                                3 (+1)                                61.020                                                17´74%

PSC                                2 (-1)                                  34.567                                                10´05%

PP                                   2 (+1)                                 32.912                                                9´56%

ICV                                 1 (=)                                   20.317                                                  5´80%

SI                                    0 (-1)

ANTECEDENTES

El pasado 11 de septiembre hubo una importante manifestación independentista en Barcelona, a la que acudió más de 1.000.000 de personas.

Desde entonces el gobierno de CiU, viendo el tirón popular que tenía el independentismo, dio un giro radical a su habitual ambigüedad sobre el tema del soberanismo y apostó abiertamente por el independentismo, viendo que abriendo este melón se podía generar un debate que tapase los recortes sociales que había realizado su gobierno. Es por ello que, dado que gobernaba sin mayoría absoluta, enarboló la bandera de la independencia y convocó unas elecciones pidiendo una mayoría absoluta a los catalanes para este fin.

Dado el objetivo que perseguía CiU, el de la mayoría absoluta, el haber perdido 12 escaños ha supuesto para ellos el que es seguramente el mayor ridículo de la historia de esta coalición (recordemos que CiU es una coalición formada por dos partidos, Convergència y Unió Democràtica de Catalunya).

ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS: POSIBLES PACTOS

Para conseguir un gobierno estable en Cataluña CiU tenía, tras los resultados de las elecciones, tres posibles socios:

  • ERC: apoya totalmente el plan soberanista de Artur Mas hasta el punto de que condiciona su apoyo a la celebración de un referéndum de independencia. Pero ERC ha sido muy crítico con los recortes de Mas, por lo que podría haber choques en política económica.
  • PSC: no coincide con CiU ni en el tema soberanista (apoya la celebración de un referéndum pero pediría el voto por la continuidad en España) ni en el tema económico (es crítico con los recortes de Mas) pero también ha demostrado ser un partido muy voluble en su capacidad de hacer pactos.
  • PP: es el que más sintonía tiene con CiU en temas económicos (aunque ha criticado bastantes medidas económicas del gobierno de Mas, como el copago o el impuesto turístico) pero su frontal oposición a la independencia de Cataluña hace muy difícil cualquier acuerdo con CiU.

Artur Mas ha elegido como socio a ERC, poniendo por encima el soberanismo a su política económica, así que es probable que vayamos a tener en esta legislatura bastantes choque entre CiU y su socio, que ha prometido apoyo pero que no ha querido entrar en el gobierno.

REFERÉNDUM

Con los resultados de las elecciones en la mano, y habiendo elegido CiU a ERC como socio, es posible que se celebre en esta legislatura un referéndum de independencia de Cataluña, que será un referéndum ilegal puesto que la Generalidad no tiene potestad para convocar un referéndum con este tema. Todo genera una incertidumbre que no ayuda en nada a salir de la crisis, y se plantean las siguientes cuestiones:

  • ¿Tomará el Estado medidas para que no se celebre un referéndum ilegal?
  • Si el referéndum se logra llevar a cabo, ¿los partidos que piensan que es ilegal deberían pedir el voto por el no o deberían pedir que no se vaya a votar?
  • ¿Qué ocurre si en el conjunto de Cataluña sale sí en el referéndum pero sale no en algunas provincias? ¿Sólo se independizarían las provincias en las que saliese el sí?
  • ¿Qué ocurre con los ciudadanos catalanes que quieren seguir siendo españoles? Si Cataluña se independiza, ¿tendrían que pedir la doble nacionalidad?

PRETENSIONES DEL NACIONALISMO

Visto desde fuera el nacionalismo catalán suele tener simpatías entre ciertos sectores, sobre todo desde la (mal llamada) izquierda española, ya que se percibe de él un cierto romanticismo: la conservación de una lengua minoritaria románica, el reconocimiento de una cultura que “el franquismo intentó erradicar”, etc. Sin embargo, tras la manifestación del 11 de septiembre y los últimos aires independentistas de CiU se encuentran unos objetivos mucho más mundanos: el concierto económico.

El concierto económico significaría que Cataluña gestionaría el dinero que ingresa por impuestos, lo recaudaría y lo gastaría a su antojo, sin aportar a la caja común. Actualmente en España este sistema lo tienen el País Vasco y Navarra. El resto de autonomías dan el dinero recaudado al Estado y éste lo redistribuye entre las CCAA siguiendo una distribución equitativa. Esto hace que las CCAA más pobres aporten menos dinero del que luego van a recibir y viceversa, las CCAA más ricas aportan más dinero del que luego se les va a devolver. Las CCAA que más aportan al Estado son Madrid, Baleares y Cataluña, mientras que las que más reciben son las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, Andalucía y Extremadura.

Cataluña, al ser una comunidad con mucha industria, recauda más dinero que otras comunidades y ésa es la razón de que su balance de lo que aporta y lo que recibe sea negativo (aunque este balance negativo es mucho menor que el de Madrid, por ejemplo). La mala situación económica en Cataluña ha supuesto muchos recortes y desde los partidos nacionalistas se ha lanzado un mensaje que parece que ha calado en la sociedad catalana: los recortes en Cataluña son culpa del déficit fiscal.

Hay que reconocerle a los políticos nacionalistas que saben muy bien desviar la atención. Tras el gobierno del tripartito (PSC, ERC e ICV), de marcado carácter nacionalista -aunque “supuestamente” el PSC no lo sea-, haya dejado en la ruina a Cataluña (a punto de pedir el rescate), y tras los recortes de Artur Mas, que ha preferido recortar en servicios básicos a recortar en cosas superfluas, una parte importante de la sociedad catalana le echa la culpa de esto al déficit. Vamos a poner un ejemplo:

-Repartidor de pizzas que gana 600 euros al mes hace la declaración de la Renta. Al hacer la declaración, le sale a devolver, e incluso la funcionaria que le hace la declaración le mira con cierta lástima al ver sus raquíticas nóminas. Además, este repartidor tiene un hijo al que envía a un colegio público, con lo cual, podemos decir que el balance de lo que aporta este repartidor de pizzas con respecto a lo que recibe es positivo, ya que recibe más del Estado de lo que aporta.

-Presentador de televisión con un salario de 2.000.000 de euros al año paga un 40% de lo que gana en impuestos. Además, manda a sus hijos a un colegio privado, utiliza sanidad privada y consume muy pocos recursos públicos. Podríamos decir que este presentador de televisión tiene un balance negativo, ya que aporta más al Estado de lo que recibe.

¿Es injusto que un presentador de televisión pague un porcentaje tan alto de impuestos? Seguramente a él le gustaría pagar menos, pero este sistema de redistribución de la riqueza garantiza que todo el mundo tenga acceso a unos servicios públicos básicos.

Sigamos con nuestro presentador de televisión. Este presentador, a pesar de ganar mucho dinero, se endeuda mucho, puesto que se compra 3 casas, se hace 15 viajes en un año, cena todas las noches con caviar… ¿Si este presentador de televisión se arruina, es culpa de los impuestos que ha pagado o de su mala gestión? Evidentemente, los impuestos que pagues pueden ser más o menos justos (ahí puede haber distintas opiniones) pero lo que está claro es que uno ya sabe que esos impuestos se tienen que pagar y si no se sabe manejar lo que queda, entonces es cuando vienen los problemas, la culpa no es de los impuestos.

Esto es lo que ha ocurrido en Cataluña: una mala gestión económica, tanto por parte del tripartito como ahora de CiU, se trata de tapar culpando al déficit fiscal. Sí, en esta mala gestión económica meto tanto al tripartito como a CiU, porque aunque CiU sólo haya gobernado 2 años ha tenido tiempo de desperdiciar el dinero en tonterías, como por ejemplo el gasto de 200.000 euros en traducir aplicaciones de móvil al catalán, eso, mientras dicen que no tienen dinero para pagar a los geriátricos.

Los catalanes, tanto si son nacionalistas como si no lo son, deberían reflexionar por qué por ejemplo Madrid o Baleares, que aportan más a la caja común que Cataluña, no están en situación de rescate y Cataluña en cambio sí.

Balance fiscal de las CCAA en 2008 y en 2010

No se le escapa a nadie que si a CiU se le hubiese concedido el concierto económico es bastante probable que no se hubiese metido en esta deriva soberanista, ya que una independencia de España le supondría a Cataluña muchos problemas, como su salida de la UE, aranceles a sus exportaciones, pérdida de empresas que seguramente preferirían irse a otro lugar ante la incertidumbre de la nueva situación… diversos estudios muestran que en una hipotética independencia, Cataluña perdería un 25% de su PIB y, no en vano, los empresarios catalanes ya han dicho que no quieren la independencia, sólo el concierto.

Termino con una pregunta al aire: ¿Si las 4 provincias que componen Cataluña se independizan, no habrá también diferencias en las balanzas fiscales entre ellas?

Anuncios

Publicado el 02/12/2012 en Cataluña, Economía, Política Nacional, Política regional y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Interesantes reflexiones, Araxe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: