Archivo de la categoría: Medios de comunicación

Nuestro ovillo ideológico

Nuestro ovillo ideológico

El conjunto de ideas que tenemos forman nuestro ovillo

Ideología en cierta manera tenemos todos aunque no sepamos cómo encasillarla en alguna etiqueta. Cada uno tenemos una especie de conjunto de ideas que más o menos son coherentes entre sí y que todo junto forma el conglomerado de nuestro pensar político.  Nuestro particular ovillo de ideas.

El problema viene cuando convertimos esas ideologías en etiquetas vacías para no pensar. Nuestra forma de dar respuesta a las realidades que nos rodean se convierte en algo sectariamente automatizado.

¿Es X de mi etiqueta ideológica?

  • Sí—> X es bueno.
  • No–> X no es bueno.

El proceso deseable sería el inverso. ¿Es bueno X? Sí/No/Sí, pero mejor así/No, pero si le añadimos esto a lo mejor/etc. Y una vez pensado y racionalizado por uno mismo al respecto, añadirlo a tu ovillo personal ideológico para que encaje. Si lo nuevo que has añadido es incoherente con lo que ya había en tu ovillo, ocurrirán dos cosas: o la nueva idea será rechazada o tu ovillo se va a reestructurar para que quepa la nueva idea. Es decir, se replantearán de nuevo convicciones ya asentadas.Es simplemente un mecanismo que utiliza el cerebro para dar explicación al mundo manteniendo una coherencia interna aceptable. Según nuestra bola de lana se vaya haciendo más grande, nuestra madurez política será mayor.

¿Y qué partido político se ajusta más a mis ideas?

Esto es labor personal de cada uno: investigar lo máximo posible de cada alternativa con la información más fidedigna posible. Hoy en día me atrevería a decir que más de la mitad de lo que se dice por ahí de muchos partidos es directamente falso. Por lo que hay que estar atento para saber separar la verdad de la mentira. Los medios de comunicación intervienen decisivamente en esta intoxicación informativa, incluso las redes sociales últimamente. Para que disminuya la probabilidad de que nos cuelen un bulo hay que tomar información del mayor número de ámbitos posibles para poder hacerse una idea aproximada. Y sobre todo acudir a las fuentes originales. Si un medio dice: “Pepe ha dicho esto en la radio.” Pues antes que creerte lo que dice el medio, el deber de uno que quiere estar informado es ir directamente al audio de lo dicho en radio para informarse de las palabras exactas, sin filtrar, de lo que se ha dicho. Sólo así, con una labor personal de búsqueda inquieta por la verdad lograremos aportar nuestro granito para la mejora de nuestra sociedad.

A más información veraz, más democracia.

A más información manipulada, menos democracia.

¿Especuladores o políticos?

O “de cómo tirar balones fuera”.

De un tiempo a esta parte, la prensa española ha venido haciéndose eco de las consignas repetidas y repetidas por los partidos políticos sobre la especulación que se produce sobre la deuda española. Por ejemplo, ABC afirmaba la existencia de ataques especuladores contra nuestra economía, y anunciaba hace un par de meses que De Guindos contactaba con Mario Draghi para tratar de luchar contra esta especulación. De Guindos ha llegado a afirmar recientemente que “está convencido de que la penalización en los mercados que estamos sufriendo hoy no se corresponde con los esfuerzos ni con la potencialidad de la economía española“, como si fuera algo fruto de una suerte de conspiración y no se correspondiera con la realidad. Por su parte, el PSOE ha optado por defender también que existe una combinación de ataques especuladores y una concurrente pasividad del BCE, que permite que esto pase. Así, Rubalcaba salió defendiendo también esta postura del enemigo exterior, donde el gobierno de España y la casta política española no tienen la culpa de lo que está pasando, porque se debe a un ataque especulador que no se corresponde con la realidad, y donde quien debería evitar esta situación es el BCE. Pero, ¿este conjunto de afirmaciones refleja la realidad? Cabe preguntarse: ¿nuestros problemas provienen de la especulación?

Lee el resto de esta entrada

Televisión pública sí, RTVE no

En estos tiempos de duros recortes en casi todo cabría analizar si hay lugar para mantener el enorme gasto que provoca la televisión pública española. Un gasto que ronda los mil millones de euros, del que no se recupera casi nada debido a la supresión de los anuncios que promovió el gobierno de Zapatero para eliminar competencia a los nuevos canales afines creados por Roures.

Desde luego soy de la opinión de que la televisión pública es necesaria debido a que las privadas, en su afán por conseguir audiencia, dejan de lado contenidos culturales que son necesarios para el enriquecimiento cultural de los ciudadanos. Muchos de estos canales privados se acaban sumando a la telebasura para atraer telespectadores o pueden no ofrecer una pluralidad informativa deseada. Los liberales más puristas abogan por la eliminación total de estos entes públicos, algo que considero inadecuado. Resulta un debate interesante, aunque el objetivo de este artículo es exponer por qué RTVE incumple algunos principios básicos que una televisión pública debería tener. Los desglosaré a continuación:

  • Producción propia: RTVE gasta bastante dinero en contratar programas producidos externamente. Estos recursos podrían ahorrarse si el 100% de los contenidos del ente público fueran generados dentro de la propia cadena. Aunque estos tuvieran que tener medios más modestos.
  • Austeridad: No es de recibo el coste tan alto que tienen algunos programas como La Hora de José Mota – un millón por capítulo – o Águila Roja – casi otro millón por capítulo –. Si tan rentables resultan, que se vendan estos programas a canales privados. Todos los  trabajadores deberían cobrar un sueldo acorde con el de cualquier español medio. Aquel que quiera un contrato de estrella que se vaya a la privada.
  • Grandes eventos deportivos: Los canales públicos no deben comprar los derechos de grandes eventos como la Champions League de fútbol, MotoGP, Fórmula 1, etc. Me consta que se van a dejar de comprar en un futuro, pero lo que no comprendo es por qué se han estado comprando hasta ahora, sobre todo desde que se ha eliminado la publicidad.
  • Películas y series: Sería importante también que tanto las películas como las series emitidas por el ente público deberían ser de producción propia como hemos dicho anteriormente.  Tal y como ya propuse en otros artículos de este mismo blog, obligaría a añadir películas españolas en las que ha habido participación económica por parte del Estado a la oferta de la televisión pública una vez salieran del circuito comercial de las salas de cine, para que todos los ciudadanos pudieran hacer uso y disfrute de ese patrimonio nacional.
  • Verdadera oferta cultural: Sería interesante fomentar en la parrilla  programas con contenidos divulgativos científicos y culturales en lugar de telenovelas venezolanas. El ejemplo a seguir es la magnífica Redes de Punset.
  • Verdadera pluralidad informativa: En la actualidad, el Consejo de RTVE está controlado todavía por el PSOE. Ha habido polémica estos días por el decreto del Gobierno de nombrar a dedo a los dirigentes de RTVE. No entiendo por qué ha causado tanta polémica, cuando el caso es que seguimos en la misma situación, sólo que ahora la manipulación vendrá del otro lado de la moneda. A falta de saber cómo se organizará a partir de este decreto, comentemos cómo estaba hasta ahora configurado este Consejo. Seis de sus once miembros (los del PSOE, UGT, CCOO, PCE/IU y ERC) simpatizan claramente con la línea marcada por el PSOE, mientras que el representante de CiU mantiene seguramente una postura ambigua. El resto son del PP. El resultado de todo esto es un atropello continuo de los derechos a la pluralidad informativa de todos los españoles. En cambio, otros partidos, como UPyD, han sido continuamente ignorados y ninguneados en la labor informativa de la cadena. En otras ocasiones además, cuando estos partidos políticos han tenido la suerte de ser nombrados, se han manipulado vídeos para hacer parecer que se decía lo contrario de lo que realmente se dijo, como en el caso de la postura de la formación magenta en el asunto del gobierno de Asturias. Ojalá se tratara de un caso aislado, pero ha ocurrido ya en numerosas ocasiones tanto con UPyD como con otros partidos no representados dentro del “Consejo de Manipulación“. Es por eso que sería bueno para todos los españoles la despolitización total del ente público para que éste pueda ofrecer un verdadero servicio informativo plural. Recordemos que sin información plural no hay libertad para elegir una opción política. Sin libertad para elegir no existe una verdadera democracia y, por lo tanto, esta actitud de RTVE es totalmente antidemocrática.

 Para concluir este artículo, me gustaría destacar una cuestión que atañe a no pocas cadenas públicas: el salario de sus directivos. El siguiente vídeo, de la diputada Irene Lozano en la comparecencia del Presidente del Consejo, habla por sí solo sobre este tema:

Sobre los medios de desinformación

Ayer día 21 de febrero en el Congreso se votó la propuesta de UPyD sobre la ilegalización de Bildu. Esto fue lo que ocurrió explicado de manera fácil y esquemática:

  • UPyD presenta una propuesta para la ilegalización de Bildu.
  • PP, PSOE, IU, PNV y CiU empiezan a negociar sin contar con UPyD un texto alternativo.
  • Consensúan finalmente un texto alternativo que en realidad no tiene nada que ver con la intención de la propuesta original de UPyD.
  • UPyD, a pesar de que no han contado con ella para la redacción de ese texto alternativo, acepta añadir la enmienda a la moción original.
  • Tanto PP como PSOE, CiU, IU y PNV rechazan que se añada la enmienda, porque su propuesta es de sustitución.
  • UPyD, entonces, rechaza sustituir su moción.
  • Se procede a la votación de la moción en su texto original, dando como resultado 5 votos a favor (UPyD), y el resto en contra (326, pues 19, entre ellos bastantes miembros del gobierno, no se encontraban presentes en el hemiciclo).

Ahora es cuando viene lo gracioso. Los medios que defienden los intereses del binomio PPSOE llevaban tiempo buscando cualquier cosa para atacar a UPyD, y ya tenían lo que querían. Aunque tuvieran que manipular la noticia. UPyD les está comiendo la tostada poco a poco y existe mucho miedo. La consigna es clara, frenar esta ola magenta aunque sea con falacias, con tergiversación o con mentiras directamente.

RTVE: Dominada aún por el PSOE, siempre fomentando el bipartidismo.

En el noticiario de la noche, muestra la información como un Rosa Díez contra todos. Diciendo que UPyD ha rechazado el texto consensuado por todos los partidos. Mentira. Han aceptado añadir la enmienda a su moción original. Una enmienda cuyo contenido no ha sido consultado en ningún momento con UPyD. Aunque al menos hablaron un poco más de lo habitual sobre UPyD, a la que han escondido durante mucho tiempo a sus televidentes por ordenes claras desde el PPSOE.

El País: PSOE-ProRubalcabista

http://politica.elpais.com/politica/2012/02/21/actualidad/1329845193_599624.html

Basta con ver el lenguaje perverso y manipulador que utilizan. “El intento de Rosa Díez”, no el intento de UPyD. Está claro la imagen que quieren dar a sus lectores. “Rosa Díez ha rechazado la enmienda conjunta de…”, no la ha rechazado, la ha añadido a la propuesta original. Pero sigamos.

Público: PSOE-ProChacón

http://www.publico.es/espana/423208/el-congreso-aisla-a-rosa-diez-en-su-intento-de-ilegalizar-bildu-y-amaiur

“Rosa Díez aparentó ser ese conductor suicida que insiste en que todos los demás circulan en dirección contraria.” Sin comentarios. Está claro a qué poderes sirven. Lástima que el periódico no vaya a durar mucho más.

Sobre los medios de derecha pro PP como El Mundo o La Razón, poco rastro al respecto. Les interesa esconder la noticia, porque sus dueños “ideológicos”, cuando estaban en la oposición, defendían las mismas tesis que ahora y siempre ha defendido UPyD. Mejor correr un tupido velo para que se entere el menor número posible de gente de que el PP en materia antiterrorista es un poco veleta.

Finalmente quedan comentar algunos medios frikis como El Plural, que tilda a UPyD de estar en la derecha más extrema. Supongo que deben de pensar que el peligro que supone UPyD es mejor tenerlo lo más alejado posible, aunque sea engañando a sus propios lectores. Lo que sí fue de traca fue República que llegó a decir que UPyD estaba a favor de la pena de muerte por lo que dijo sobre Núremberg.

Afortunadamente no estamos en la situación de hace diez años. Ahora mismo se pueden encontrar multitud de fuentes en Internet para informarse como es debido, sin el prisma que suponen los medios de desinformación, fieles obedientes a los intereses políticos y económicos de sus dueños. Señores, se les ve el plumero desde muy lejos.