Archivo de la categoría: Terrorismo

Sobre los medios de desinformación

Ayer día 21 de febrero en el Congreso se votó la propuesta de UPyD sobre la ilegalización de Bildu. Esto fue lo que ocurrió explicado de manera fácil y esquemática:

  • UPyD presenta una propuesta para la ilegalización de Bildu.
  • PP, PSOE, IU, PNV y CiU empiezan a negociar sin contar con UPyD un texto alternativo.
  • Consensúan finalmente un texto alternativo que en realidad no tiene nada que ver con la intención de la propuesta original de UPyD.
  • UPyD, a pesar de que no han contado con ella para la redacción de ese texto alternativo, acepta añadir la enmienda a la moción original.
  • Tanto PP como PSOE, CiU, IU y PNV rechazan que se añada la enmienda, porque su propuesta es de sustitución.
  • UPyD, entonces, rechaza sustituir su moción.
  • Se procede a la votación de la moción en su texto original, dando como resultado 5 votos a favor (UPyD), y el resto en contra (326, pues 19, entre ellos bastantes miembros del gobierno, no se encontraban presentes en el hemiciclo).

Ahora es cuando viene lo gracioso. Los medios que defienden los intereses del binomio PPSOE llevaban tiempo buscando cualquier cosa para atacar a UPyD, y ya tenían lo que querían. Aunque tuvieran que manipular la noticia. UPyD les está comiendo la tostada poco a poco y existe mucho miedo. La consigna es clara, frenar esta ola magenta aunque sea con falacias, con tergiversación o con mentiras directamente.

RTVE: Dominada aún por el PSOE, siempre fomentando el bipartidismo.

En el noticiario de la noche, muestra la información como un Rosa Díez contra todos. Diciendo que UPyD ha rechazado el texto consensuado por todos los partidos. Mentira. Han aceptado añadir la enmienda a su moción original. Una enmienda cuyo contenido no ha sido consultado en ningún momento con UPyD. Aunque al menos hablaron un poco más de lo habitual sobre UPyD, a la que han escondido durante mucho tiempo a sus televidentes por ordenes claras desde el PPSOE.

El País: PSOE-ProRubalcabista

http://politica.elpais.com/politica/2012/02/21/actualidad/1329845193_599624.html

Basta con ver el lenguaje perverso y manipulador que utilizan. “El intento de Rosa Díez”, no el intento de UPyD. Está claro la imagen que quieren dar a sus lectores. “Rosa Díez ha rechazado la enmienda conjunta de…”, no la ha rechazado, la ha añadido a la propuesta original. Pero sigamos.

Público: PSOE-ProChacón

http://www.publico.es/espana/423208/el-congreso-aisla-a-rosa-diez-en-su-intento-de-ilegalizar-bildu-y-amaiur

“Rosa Díez aparentó ser ese conductor suicida que insiste en que todos los demás circulan en dirección contraria.” Sin comentarios. Está claro a qué poderes sirven. Lástima que el periódico no vaya a durar mucho más.

Sobre los medios de derecha pro PP como El Mundo o La Razón, poco rastro al respecto. Les interesa esconder la noticia, porque sus dueños “ideológicos”, cuando estaban en la oposición, defendían las mismas tesis que ahora y siempre ha defendido UPyD. Mejor correr un tupido velo para que se entere el menor número posible de gente de que el PP en materia antiterrorista es un poco veleta.

Finalmente quedan comentar algunos medios frikis como El Plural, que tilda a UPyD de estar en la derecha más extrema. Supongo que deben de pensar que el peligro que supone UPyD es mejor tenerlo lo más alejado posible, aunque sea engañando a sus propios lectores. Lo que sí fue de traca fue República que llegó a decir que UPyD estaba a favor de la pena de muerte por lo que dijo sobre Núremberg.

Afortunadamente no estamos en la situación de hace diez años. Ahora mismo se pueden encontrar multitud de fuentes en Internet para informarse como es debido, sin el prisma que suponen los medios de desinformación, fieles obedientes a los intereses políticos y económicos de sus dueños. Señores, se les ve el plumero desde muy lejos.

Anuncios

Pobres, pobrecitos presos

Se ha visto ayer en las calles de Bilbao. Hay una notable inquietud en la sociedad vasca sobre la suerte que puedan correr los, como ellos llaman, “presos políticos” o “prisioneros vascos”. En particular, a los más radicales, esta última expresión les encanta. Les transporta a un mundo peterpanesco de buenos y malos, una especie de eterna lucha entre el bien y el mal, entre los liberadores y los opresores.

Romanticismo puro

Básicamente, lo que los paseantes de Bilbao quieren es que sus amigos, esos entrañables asesinos, miembros de una banda de bárbaros que se mantiene, hoy, aún armada, sean acercados cuanto más se pueda a sus domicilios. Si puede ser, hasta la puerta de su casa. Una vez a tiro de piedra de su hogar, ya cuando se enfríe, con el tiempo, el debate y el interés que ahora despiertan, cuando los periódicos no les dediquen tanto espacio, será fácil ir abriendo sus celdas para que salgan a dormir, o de finde con los amiguitos de la borroka, o con el tercer grado… En silencio. Sin que se note mucho.

Los alegres caminantes y sus pancartas reclaman, también, que los delincuentes pochitos sean puestos en libertad. Supongo que habrá que delimitar la gravedad de la dolencia mínima para acceder a ese beneficio. La cosa es empezar por los más malitos (por enfermos lo digo, no por criminales). Tiempo habrá de ir sacando a otros puede que no tan perjudicados pero, quizá, con la típica uña del pie infectada, lo que, ya sabemos, supone un padecimiento atroz incluso para estos adalides del valor y el coraje.

Los bondadosos transeúntes del Botxo anhelan, también, con ilusión, que se derogue la “doctrina Parot”. Que los beneficios penitenciarios que, sudorosos, obtienen los penados, sirvan para descontar tiempo a partir del máximo de pena a cumplir. No, por Dios, de la pena que sus delitos realmente les hace merecer.

Traducido. Minimizar los años de pena, te hayas cargado a cuantos te hayas cargado, y maximizar los descuentos a disfrutar, los obtengas como los obtengas. Adiós, “doctrina Parot”. Hola otra vez, “doctrina bicoca”.

Esta claro que los pobres y atribulados prisioneros de guerra no se sienten lo suficientemente felices con la tranquilidad que da un Código Penal que, en sintonía con la mayoría de los países civilizados (con excepciones como los Estados Unidos o Japón, por ejemplo), no permite sancionar sus crímenes con el mismo baremo que ellos consideran justo.

Sin duda alguna, estos pobres y martirizados luchadores por la libertad son los primeros opuestos a nuestro sistema judicial. Ellos, tan entusiastas aplicadores de la pena de muerte, no pueden entender que la justicia no contemple esa posibilidad. Ellos, verdugos de niños, carteros, cocineros, funcionarios, guardias civiles, militares, policías, periodistas, políticos, paseantes, no comprenden cómo a un salvaje que se ha llevado más de 20 vidas por delante, no se le coloque de espaldas a un muro de piedra o se le regale un collar de cáñamo bonito, bonito. Pero jamás un Estado de Derecho como el nuestro, como la España democrática, usará la Justicia como método de venganza. Los amigos de De Juana, los amigos de Troitiño, los de Txapote (no confundir con chapapote, que es otro tipo de porquería), se quejan de que España trata a esos pobres cuitados con ánimo de revancha. Si éso fuera así, ya hace mucho que estarían criando malvas.

Para los probos peregrinos de Bilbao tener esta tranquilidad no es suficiente. Hay que acercar a estas alimañas a sus barrios y pueblos, hay que ponerles en la calle lo antes posible, hay que llevarles de potes por los bares donde dispararon, otrora, para que el pueblo, emocionado y agradecido, les cubra de parabienes y loas.

Y, a ser posible, con un sueldecito, ¿verdad?

Al fin y al cabo si un político accede a una pensión vitalicia por unos añitos de trabajo, ¿por qué ellos no? Porque política es lo que ellos han hecho, ¿verdad? Con extorsiones, balas, bombazos, pero política en cualquier caso.

¿Verdad, queridos manifestantes?

Yo digo a los defensores de los asesinos, a los simpatizantes de ETA en otros puntos de España (ayer se veían esteladas y banderas gallegas y andaluzas con estrella roja…), que podrán amedrentar, ladrar o gritar lo que les parezca. Que no representan más que a los etarras y sus amigos. Que ni sectores tan importantes del nacionalismo vasco, como conforma el PNV, sucumbieron a la tentación de acompañarles ayer.

También quiero decirles que, como mínimo, mientras exista detrás una organización armada no disuelta, los presos, cuanto  más dispersos mejor.

Digo que, por muy enfermito que esté un verdugo etarra (que lo es tanto el que dispara como el que le consigue el DNI falso o el coche robado), siempre estará mejor que la víctima que asesinó, que el huérfano que dejó, que la viuda que provocó. Con el añadido que el primero es vocacional. Nadie le obligó a ponerse del otro lado de la Ley. Las víctimas no pidieron serlo. Los etarras mismos las convirtieron en lo que son. Todas preferirían no haberlo sido.

Digo que ningún criminal orgulloso de sus crímenes, ufano de su carrera de matón, que brinde con champán o con sidra, debe acceder a ningún beneficio penitenciario.

La Justicia está para sentenciar a los que delinquen en virtud de su crimen. Los etarras, máxime mientras la banda exista, máxime mientras mantenga el arsenal engrasado, deben asumir el mal que hicieron y pagar por ello.

Cuando ya no queden delitos por condenar (sea un tiro en la nuca o la falsificación de un carnet), y cuando el último etarra haya cumplido el último minuto de la última hora del último día de su condena, entonces, y sólo entonces, ETA y su terrorismo serán historia. Pestilente, pero historia.